Esta mañana, el matinal “Muy buenos días”, de TVN, conversó con Laura Prieto sobre el romance que se tomó todos los medios de espectáculo durante la semana de emisión del Festival de Viña del Mar. Hablamos, efectivamente, de la cercanía que se vio entre su ex, Julio César Rodríguez, y Camila Nash.

Recordemos que la ex chica reality y la uruguaya trabajaban juntas en proyectos teatrales, compartiendo varias fotos en que aparecían bien compinches. Pero esa supuesta amistad se habría cerrado al enterarse Laura de esta incipiente relación con el rostro de Chilevisión. 

“No somos amigas íntimas, pero sí generamos un lazo de confianza donde nos contábamos situaciones. Nos conocemos hace varios años, como 10, pero mi círculo de amigas es bien cerrado, y ellas no harían lo que Camila hizo”, reveló.

Posteriormente, Prieto agregó: “Yo me enteré mirando el Festival de Viña. Ella me conoce hace un montón de tiempo, conoce a mi hija y sabe que mi tema con Julio estaba saldado, porque yo se lo dije muchas veces. Yo creo que ella sí me tendría que haber dicho. Yo lo habría agradecido”.

Por supuesto, en el programa del canal estatal no perdieron oportunidad de preguntarle a Laura Prieto si toda esta situación le generaba algún tipo de enojo.

Y ella respondió: “Me molesta, pero no me voy a volver loca. Hubiera preferido por un tema de trabajo, porque cuando uno es actor hay códigos de camarín y de buena onda, y se rompe eso… No sé si llamarlo traición, pero sí siento que no respetó los códigos en lo laboral y en las relaciones humanas”.

Recordemos que el año pasado se dio este quiebre entre la actriz y el animador de “Primer Plano”, quienes estuvieron juntos durante cinco años. Incluso, compartieron un hogar con la hija de ella. Sin embargo, la joven asegura que eso ya está superado.

“Me da lo mismo lo que hagan ellos con su vida. Yo hace mucho rato que estoy en otra, lo que pasa es que no ando mostrando mis pololos por todos lados. Camila no tiene el valor suficiente como para que me moleste”.

Laura aprovechó de aclarar que con Camila no se han visto ni han conversado después de toda esta situación que se dio en la Ciudad Jardín. Ella no mezcla los asuntos personales con la pega. 

“El día de mañana, cuando volvamos a coincidir, no tendré problemas con saludarla o volver a trabajar con ella. Yo soy bien educada”, señaló.

Finalmente, la ex de Julio César afirmó que todo este asunto tiene que ver con el valor de pararse y enfrentar las cosas:

“Si yo soy mujercita y tengo los ovarios bien puestos y hay una pareja que yo sé que terminó una relación de años, estoy haciendo esto y sé que me voy a meter al Festival, yo me sentaría y le diría ‘mira, ¿sabes qué? Esto pasa’. Yo estoy hablando de mujeres. Yo soy mujer y tengo los ovarios bien puestos. Y me choca, porque yo le di confianza”.

“Lo que pueda pasar con Julio César a mí me importa muy poco. Terminamos hace casi un año”, concluyó.


URL CORTA: https://goo.gl/ggfW6B