Colorear es uno de los pasatiempos más divertidos que un niño puede tener, pero todo cambia cuando creces y la vida te golpea tan duro que la perspectiva que tenemos de ella, cambia radicalmente.

Debido a esto, resulta casi imposible tomar un libro para colorear y volver a teñir de lindos colores las figuras infantiles plasmadas en él, pues todo podría terminar en algo totalmente perturbador.

Como si se tratase del mismísimo Hannibal Lecter, o personas desquiciadas y con una infancia ampliamente perturbada, varios adultos tomaron libros para colorear y los tornaron en algo totalmente fuera de serie.

A continuación te mostramos estas horrendas transformaciones, que si tu mente está igual de retorcida, seguro te causará bastante gracia… como a nosotros.

Mira:

1.

2.

3.

4.

5.

6.

7.

8.

9.

10.

11.

12.

13.

14.

15.

16.

17.

18.

19.


URL CORTA: https://goo.gl/dZuZ8b

Loading...